Archivo

Archive for 11/11/2005

Diagonal, de sabios es rectificar

Portada del periódico DiagonalParece mentira que la gente aún cometa estos peligrosos errores en Internet: pedir números de tarjeta de crédito en páginas no seguras. El periódico Diagonal es una valiosa iniciativa, pero me parece lamentable que hasta hace escasos días pidieran a sus potenciales suscriptores que enviasen su número de tarjeta por medio de una página no segura pues muy fácilmente podían acabar en manos de delincuentes que tengan instalados packet-sniffers en cualquier ordenador entre el del visitante y el de Diagonal. Puedo comprender que la ignorancia lleve a la gente a cometer estos fallos, aunque me parece difícilmente justificable a estas alturas realizar un web demostrando semejante despreocupación por la seguridad y privacidad de los lectores, sobre todo porque Nodo50, donde parecen estar albergados y quienes por lo visto se encargan del mantenimiento del web, tienen bastante experiencia y sobre todo conciencia de estos temas. Afortunadamente han hecho caso del aviso (por medio de un certificado de Nodo50, se supone que uno se tiene que fiar de dicho certificado autoemitido…. en fin), aunque no se han dignado en agradecerlo ni en responder al mensaje, y ahora uno ya se puede suscribir a Diagonal con seguridad y así apoyar a el proyecto de este medio independiente.

Compartir el correo entre Windows y Linux

11/11/2005 1 comentario

Un pequeño paso para el hombre y gran paso para la Humanidad. Por fin conseguí algo que llevaba tiempo deseando hacer, como hito importante en mi migración a Linux (¡tengo unas ganas de olvidarme de Windows…!): configurar mi correo (y demás configuraciones de perfil) Mozilla para poder usarlo tanto si entro en Windows como si entro en Linux. Es algo increíblemente sencillo y animo a todos los que tenéis arranque dual y seguís bajando el correo desde Windows, a probarlo. Mozilla es una aplicación tan bien hecha, con su correctísima separación entre software y datos, que en cuestión de minutos puedes tener el cambio hecho y abrir indistintamente el correo y usarlo tanto desde Windows como desde Linux. Las pistas sobre cómo hacerlo eran las que yo intuía (muy similares a los pasos que seguí otras veces para migrar perfiles entre diferentes ubicaciones dentro de Windows), pero una vez hallé unas instrucciones precisas en una página de LinuxQuestions.org, fue todo coser y cantar. Incluso no tuve que usar la misma versión y me funcionó teniendo la 1.7.1 en Windows y la 1.7.12 en Linux, aunque os recomiendo que tengáis la misma para evitar sorpresas.

Categorías: De Technologia Retis