Archivo

Archive for 08/04/2008

Problemas con Yoigo

08/04/2008 8 comentarios

Trataré de contarlo telegráficamente:
1) Tras varios meses de darme «fallo de tarjeta SIM» mi teléfono liberado con tarjeta de Yoigo deja de funcionar.
2) Compruebo, tal y como indica Yoigo en su web, que el fallo es de la tarjeta y no del terminal, insertando una tarjeta de otro operador.
3) Solicito por teléfono que me envíen un duplicado. Es el día 6 de Marzo. Les advierto que he cambiado de dirección respecto a la que ellos tenían, para que me la envíen al lugar correcto. Me dicen que tardará unos 10 días y que si no me llega para entonces, que les vuelva a llamar.
4) El día 10 de Marzo la nueva tarjeta está generada, según me enteraré más tarde.
5) Tras unos 15 días vuelvo a llamarles. Me dicen que la tarjeta ha salido hacia mi dirección antigua, no saben por qué. Ni si va por Correos o por SEUR. ¡Genial! Menos mal que en esa dirección me cogen el correo. Espero el aviso de mi familia acerca de algún aviso de entrega certificado.
6) Unos días después me llama mi familia para decirme que me han dejado allí un aviso de SEUR, pero con el sobre que incluye la tarjeta. ¡Genial! Ni envío certificado ni leches. Si llega a haber otra persona sin relación conmigo en mi antiguo domicilio… entre Yoigo y SEUR le hubieran hecho un bonito regalo: mi tarjeta SIM!
7) Recibo un paquete que debe costear mi familia, con el sobre de Yoigo. Son los primeros días de Abril.
8) Prueba la tarjeta, pero algo va mal: no puedo enviar mensajes ni llamar.
9) Tras 4 llamadas a Yoigo averiguo que les tenía que haber pedido la activación tras recibirla. En el sobre no indicaban absolutamente nada.
10) La tarjeta vuelve a dar algunos «fallos de tarjeta SIM», pero funcionando casi todo el tiempo.
11) Me llega un SMS de Yoigo diciendo que como no llego al consumo mínimo de 6 euros/mes me quitan 2,16 euros de mi saldo (¡menos mal que no tenía más!).
12) Llamo para protestar por este hecho ya que si hice consumo fue porque no tenía la tarjeta. Procuro ser educado y no indignarme. Hasta que la señorita que me atiende me dice que la tarjeta lleva fabricada desde el día 10 y que desde entonces cuenta el mes a efectos de saldo. Le digo que a mí no me importa cuándo la tuvieran ellos allí, que el caso es que no me llegó hasta primeros de Abril y eso de puñetero milagro ya que es su negligencia la mandaron a donde no era. La actitud de la que me atiende me sigue molestando, pues me empieza a hablar de hipótesis de que yo podía tener el aviso y no recogerlo, y que ellos tenían que cobrar igual. Encima me habla de que «le aparece» una determinada fecha de recogida. Ahí me da la risa y le pregunto qué fecha le aparece (ya que no firmó nadie la recogida: SEUR me la dejó en el buzón, encima de un lugar diferente al que les pedí). Se niega a dármela y me dice que no me tenía que haber dicho nada y limitarse a tramitar la queja.

Tengo claro que como no me devuelvan los 2,16 euros les mando a paseo. Estaba dispuesto a pasar por alto la chapuza de enviármelo a donde no era, pero el cobrarme encima multa por algo que era culpa de ellos y tratarme tan poco respetuosamente superó el límite de mi comprensión como cliente.

Categorías: De Stultitia in Reti