Migración de mi galería de creación gráfica (Goodbye Zenphoto… Hello again WordPress!)

Captura de mi antigua galería de imágenes: Creatio Graphica MeaDebido a lo antigua que había quedado mi instalación del ZenPhoto, estaba recibiendo decenas de comentarios de spam en mi galería de imágenes. La versión 1.0.3 que tenía como soporte de dicha galería titulada Creatio Graphica Mea no permitía configurar la desactivación de los comentarios. Dado que la actualización a la última versión de ese software se antojaba complicada y de resultado incierto, debido a lo vieja que era mi versión, he optado por abandonar ese software y migrar los contenidos gráficos de esta sección de mi web personal al conocido y más-que-probado WordPress y pasar del formato galería de imágenes al formato fotoblog. Así que ya tengo mi enésimo blog en marcha bajo el nuevo título de CasdeiroGraphica.

Una vez hecha la instalación venía el momento crítico de elegir un theme adecuado. Estuve revisando varios indicados para hacer fotoblogs y este fue el proceso:

  1. En principio había elegido Picturesque, pero tras darle una y mil vueltas para intentar disponer la home page como aparece en la demo, a base de miniaturas de las imágenes de los posts, y en segundo lugar por el habitual problema de no usar un tipo de letra adaptado a los acentos, decidí descartarlo y probar la segunda opción.
  2. La segunda opción era Portfolio Press. Pero vi el mismo problema de no aparecer por omisión las miniaturas en la home page, y que requería la instalacion de un par de plugins. No me gustan los themes tan dependientes de plugins o de configuraciones ajenas a la estructura básica de WordPress, por sustentabilidad del blog, y por tanto renuncié también a este theme.
  3. El siguiente que probé fue Minimatica, pero me encontré con el problema de que no cogía automáticamente la imagen contenida en el post (ni en el modo de vista blog ni en el modo gallery; ni aunque los posts fuesen del tipo imagen), y parecía requerir una imagen adicional como thumbnail post. No quería tener que estar subiendo dos veces la misma imagen, así que también lo descarté.

    The Theme Supports the WordPress 3.1 post formats image, gallery, audio, video, aside & link. Posts with these formats automatically detect attached media and present it to the viewer in a special format.

    Eso no parecía ser cierto, ya que no detectaba las imágenes contenidas en los posts.

  4. El siguiente que probé, aunque no me gustaba mucho, era Snapshot. Ya empezamos mal porque el slideshow no detectaba los post al activar el theme: This Slider Will Display Your Post’s Featured Images… So Start Adding Some Posts. ¡Otro theme descartado! A buscar más… 😦
  5. Probé Photolistic pero no detectaba los posts y además vi en la documentación que era muy rígido en cuanto a los tamaños de las imágenes y que obligaba a tener thumbnails definidos para los posts. Otro descartado… 😦
  6. Finalmente, probé PinBlack y conseguí que funcionara, a la primera además. Así que fue el que dejé.
  7. A continuación vendría el proceso de subir las imágenes y sus breves textos de comentario y aprovechar el relanzamiento de la galería (ahora en formato blog) para publicar nuevas imágenes. Esto lo haré en los próximos días.

Nuevas reflexiones sobre la sostenibilidad de Internet

(Publicado previamente en el blog Textos de Casdeiro.)

Reflexionaba en 2010 acerca de la viabilidad energética a medio plazo de Internet. Hablaba entonces de que el consumo de electricidad de esta red de redes estaba en torno al 3%. Probablemente haya aumentado desde entonces, pero voy a partir de esa cifra conservadora. Según la Wikipedia las energías renovables (las únicas de las que dispondremos en el futuro, debido al agotamiento de las energías fósiles y del combustible nuclear) representan en torno al 19% de toda la electricidad mundial. Es decir, si consideramos que el consumo de Internet se mantiene (aunque todo parece apuntar a que seguirá creciendo, al menos durante algún tiempo) y que la producción de electricidad a partir de fuentes renovables no crece (aunque pueda hacerlo en alguna medida, tiene importantes límites y por ello consideraremos las cifras actuales), deberíamos pensar en que mantener Internet a largo plazo implicaría destinar prácticamente 1/6 (15,79%) de toda la electricidad generable (por vías renovables) a nivel mundial. Esto nos dejaría con sólo el 16% (5/6 del 19%) de la electricidad que ahora disfrutamos, para el resto de usos. Parece poco realista, ¿verdad? ¿Mantendríamos Internet a costa de otras aplicaciones de la electricidad?

Por otra parte no podemos olvidar que Internet existe en millones de ordenadores. Estos ordenadores tienen un mantenimiento, reparaciones y finalmente una sustitución necesaria, que debido a la maldita obsolescencia programada, se sitúa en torno a los 5 años (para los PC; como no dispongo do datos para otro tipo de ordenadores, para routers y demás elementos, partiré de esa cifra). Esto quiere decir que si tomamos una cifra de 185 millones de servidores (no es fácil encontrar estadísticas al respecto, pero partiré de los datos de NetCraft), en 5 años se habrán tenido que sustituir todos ellos. Si tenemos en cuenta que fabricar un ordenador (no incluimos el gastos de trasportarlo hasta su destino final) consume 10 veces su peso en combustibles fósiles, lo que supone más energía incluso que la que consumirá a lo largo de esa vida útil. Tomaré la cifra aproximada de 6 millones de julios (MJ) de energía primaria. Por tanto en 5 años la necesaria sustitución de todo el parque de servidores de Internet implicaría un consumo de 6 x 185 = 1.110 millones de millones de julios o sea, 1.110 terajulios (TJ). Repartidos a lo largo de los 5 años (porque lógicamente no todos los ordenadores serán sustituidos al mismo tiempo) implica unos 222 TJ al año que habría que añadir al consumo total de energía por parte de Internet. Parte de esa energía sería en forma de electricidad (necesaria en las fábricas de componentes) pero también una buena parte energía fósil.

Estas cifras pueden revelar hasta qué punto Internet puede ser una carga demasiado costosa a largo plazo para nuestra civilización. Aunque su naturaleza distribuida y su diseño estructural pensado para resistir la súbida desaparición de parte de sus nodos (en principio por un ataque nuclear), podría dejarnos la esperanza de que fuese posible un colapso progresivo de sus dimensiones y capacidades, con servidores que poco a poco fuesen desapareciendo porque no pueden ser sustituidos, con nodos que sufren cortes de electricidad, etc.

Claro, todo esto sin tener en cuenta otras amenazas para la supervivencia de la Red de redes, como la megatormenta solar o las procedentes de gobiernos que tratan de cortar o limitar el acceso o la funcionalidad de Internet.

Migrando de nuevo

30/08/2011 4 comentarios

Dado que he renunciado a usar tarjetas VISA después de lo que les ha hecho esta empresa a los de Wikileaks, ya no puedo contratar con una empresa estranjera el hosting. Por tanto me veo en la obligación de volver a alojarme con un proveedor español, al cual pueda realizar una trasferencia sin costes para pagarles o donde me puedan domiciliar dichos pagos.

Hemos comenzado hoy, e iré documentando aquí las principales incidencias que puedan afectar e interesar a los usuarios y visitantes de mis diversos webs.

Nuevas alertas sobre los riesgos de los teléfonos celulares y señales Wi-Fi

Siempre atento a los informes que trascienden a la luz pública sobre los riesgos de las radiaciones electromagnéticas, en concreto las del rango de las microondas, he podido leer en los últimos tiempos las siguientes:

Y aún habrá quien use estas tecnologías depreocupadamente… Lo malo es que, como en su día el tabaco, su uso ajeno nos afecta también a los que elegimos minimizar o anular completamente nuestro uso personal.

¿A qué llamamos “red social” en Internet?

Me sorprende y preocupa que la triunfante extensión del término red social para denominar a las comunidades virtuales haya provocado una confusión semántica nada inocente: si bien antes no se daba en ningún caso la confusión entre una comunidad virtual y la organización (empresa, entidad no lucrativa…) que ofrecía su soporte técnico en Internet, ahora es cada vez más frecuente la confusión entre la propia comunidad de usuarios que se llama ahora red social, y la empresa que la ofrece en Internet. Esto viene propiciado, qué duda cabe, por el hecho de que las más famosas comunidades online compartan nombre con la empresa que las ha puesto en marcha, como es el caso de Facebook o Twitter (no ya así con otras como Youtube, ahora propiedad de Google Inc., o de MySpace, que era propiedad de la News Corporation de Rupert Murdoch hasta que la vendió en 2011). Por tanto cuando se habla de Twitter o de Facebook no se sabe muchas veces si se habla de la propia red social (es decir, del conjunto de sus usuarios y del sistema técnico que lo soporta en Internet) o de la empresa del mismo nombre. Pero lo que me resulta llamativo y fastidioso es que cuando se habla incluso de la red social, se confunde en la mayor parte de los casos la empresa con su servicio o con la comunidad de usuarios del mismo. De hecho se llegan a decir cosas como: “Pidámosles a las redes sociales que respeten nuestra privacidad”, cuando en realidad deberíamos decir: “Pidámoles a las empresas responsables de las rede sociales…” Por suerte en Fillos de Galicia habría otras confusiones (p.ej. entre ser miembro y ser socio) pero siempre estaba claro que la comunidad virtual era el conjunto de los usuarios, seguramente porque apenas usamos la terminología de red social, que es la que facilita la confusión, pues cuando se dice comunidad se entiene perfectamente que es algo diferenciado de la empresa (o asociación en nuestro caso) que la ofrece.

Avances en la migración de blogs

27/01/2011 1 comentario

Estos días he estado de traslado, terminando de importar 3 blogs que han causado problemas en mi hosting personal por no estar actualizadas las versiones correspondientes del WordPress.

A partir de ahora:

Queda el traslado de Patada al Diccionario, que espero poder completar en breve.

Categorías:META

La Ley de Jorge

«La probabilidad de interpretar mal un diálogo por email crece de manera exponencial con respecto al número de contestaciones, cuando al menos uno de los interlocutores responde por encima del texto citado»