Archivo

Posts Tagged ‘empresas’

¿A qué llamamos «red social» en Internet?

Me sorprende y preocupa que la triunfante extensión del término red social para denominar a las comunidades virtuales haya provocado una confusión semántica nada inocente: si bien antes no se daba en ningún caso la confusión entre una comunidad virtual y la organización (empresa, entidad no lucrativa…) que ofrecía su soporte técnico en Internet, ahora es cada vez más frecuente la confusión entre la propia comunidad de usuarios que se llama ahora red social, y la empresa que la ofrece en Internet. Esto viene propiciado, qué duda cabe, por el hecho de que las más famosas comunidades online compartan nombre con la empresa que las ha puesto en marcha, como es el caso de Facebook o Twitter (no ya así con otras como Youtube, ahora propiedad de Google Inc., o de MySpace, que era propiedad de la News Corporation de Rupert Murdoch hasta que la vendió en 2011). Por tanto cuando se habla de Twitter o de Facebook no se sabe muchas veces si se habla de la propia red social (es decir, del conjunto de sus usuarios y del sistema técnico que lo soporta en Internet) o de la empresa del mismo nombre. Pero lo que me resulta llamativo y fastidioso es que cuando se habla incluso de la red social, se confunde en la mayor parte de los casos la empresa con su servicio o con la comunidad de usuarios del mismo. De hecho se llegan a decir cosas como: «Pidámosles a las redes sociales que respeten nuestra privacidad», cuando en realidad deberíamos decir: «Pidámoles a las empresas responsables de las rede sociales…» Por suerte en Fillos de Galicia habría otras confusiones (p.ej. entre ser miembro y ser socio) pero siempre estaba claro que la comunidad virtual era el conjunto de los usuarios, seguramente porque apenas usamos la terminología de red social, que es la que facilita la confusión, pues cuando se dice comunidad se entiene perfectamente que es algo diferenciado de la empresa (o asociación en nuestro caso) que la ofrece.

O principio de autoxestión e as ferramentas de Internet

Atópome con frecuencia con persoas e colectivos que malia defender os principios e valores da autoxestión, da independencia con respecto ao capitalismo, etc. non teñen reparos en utilizar ferramentas e recursos de Internet ofrecidos por empresas.

Así, usan Google Groups ou Yahoo! Groups para comunicarse no canto de listas de correo ou foros aloxados nos seus propios dominios, blogs de balde aloxados en WordPress.com ou en Blogspot.com (propiedade do Gran Irmán Google, lembremos) en troques de crealos e mantelos nun hosting propio, emails en servizos de webmail como Gmail ou incluso o aborrecible Hotmail no canto de vencellalos co dominio propio da organización.

Resúltame moi chocante esta incoherencia e atribúoa máis ben ao descoñecemento das opcións que existen para xetionarmos na medida do posible toda a nosa comunicación interna e externa polos nosos propios medios dependendo como moito dun ISP comercial e dun hosting que ben pode ser social (ofrecido por unha entidade sen ánimo de lucro compatible cos nosos principios), ignorancia sobre estratexias comunicativas online… e se cadra tamén a certo fanatismo inxenuo por empresas como Google, pouco coherente cos principios da autoxestión non capitalista.

Un nuevo concepto: el benchmarketing

A lo largo de mis trabajos como consultor, sobre todo cuando trabajaba con promotores de nuevos proyectos empresariales en Internet, es frecuente la realización de un benchmarking competitivo, analizando webs de la competencia y otros que puedan aportar referencias de buenas prácticas online (y también de malas prácticas que evitar), como aporte para el diseño de una estrategia para el marketing online. Por tanto creo que podríamos hablar de benchmarketing, que podría definirse como:

benchmarketing
Labores de benchmarking realizadas como apoyo al proceso de marketing.